CLASES 2016



Mestre Cari en Argentina 2014

Este año Mestre Cari volvió a aceptar la invitación de Capoeira Quilombo Baires y, nuevamente, nos honró con su presencia en Buenos Aires. Dictó un seminario que incluyó clases prácticas de entrenamiento físico y de musicalidad y brindó una conferencia sobre la historia de la Capoeira en la Argentina. Además, enalteció nuestra ceremonia de Troça de cordas, la cual terminó con una espectacular roda abierta.
Arribó a nuestra ciudad el sábado 22 de noviembre, y esa misma tarde, continuamos la jornada con su conferencia. Mestre Cari fue uno de los primeros capoeiristas en difundir la Capoeira en nuestro país y nos contó cómo fue la evolución que tuvo este arte desde la década de los ‘80 hasta la actualidad en nuestra tierra. Cuando él llegó por primera vez a nuestro país, a mediados de la década del ‘80, la Capoeira era una disciplina prácticamente desconocida. Con mucho esfuerzo y a través de distintas actividades, el “arte de luchar sonriendo” fue dándose a conocer en Buenos Aires. Se realizaron espectáculos en la vía pública, se retó a luchadores de otras artes marciales y, con el tiempo, se crearon los primeros grupos y academias de Capoeira en Argentina.
Mestre Cari - Contra Mestre Comprido

La charla fue íntima y emotiva, y nos permitió entender con mayor profundidad los fundamentos de la visión que Mestre Cari desea transmitir a nuestro grupo. Hubo espacio para hacer preguntas, y también para generar nuevos interrogantes. Su relato nos hizo reflexionar sobre distintos aspectos que atravesaron el desarrollo de este arte mayor en nuestro país. Mestre Cari enfatizó la necesidad de practicar Capoeira con un espíritu de paz, y de entrenar con mucho esfuerzo y dedicación, ya que “si quieres paz debes estar preparado para la guerra”. Otro aspecto que subrayó fue que no debemos reducir la Capoeira a un simple espectáculo de playa o a un juego; los Capoeiras debemos tomar conciencia del impacto que podemos tener en otros ámbitos de nuestra comunidad y en las demás personas.
Esa misma noche, agasajamos al Mestre con un asado de bienvenida, en el que tuvimos la oportunidad de contarle algunas experiencias y curiosidades sobre la historia de nuestro grupo. Se fue generando una conversación muy entretenida, en la que cada uno de nosotros contó alguna anécdota referida divertida que hubiera vivido practicando Capoeira. Fue una forma de que Cari pueda conocernos más a cada uno de los capoeiristas que conformamos Capoeira Quilombo Baires.
Al día siguiente nos encontramos por la mañana para realizar una clase de movimentación. El Mestre nos hizo practicar algunas combinaciones de movimientos simples, pero que juntos nos resultaron interesantes y novedosos. La clase fue intensa y quedamos bastante cansados, pero contentos de seguir aprendiendo cosas nuevas. Cerramos la clase haciendo música y entonando algunas de las canciones que Mestre Cari escribió.

Por la tarde, realizamos una muestra para compartir nuestra Capoeira con todas las personas que participan de la Asociación de Fomento Devoto Oeste, lugar que aloja nuestros entrenamientos hace ya tres años. Mestre Cari nos acompañó en la muestra y al son de su berimbao pudimos demostrar lo que más nos gusta hacer juntos: jogar capoeira. El público lo sintió y disfrutó con nosotros de la experiencia.
El día lunes 24 de noviembre, nos encontramos para realizar la emotiva ceremonia de Troça de cordas, donde algunos de los alumnos recibieron además su nombre de capoeiras: Furaçao, Enguía y Poeta. Este año la ceremonia fue muy especial, ya que tuvimos la oportunidad de conocer a Rully, quien fuera un antiguo alumno del grupo de Mestre Cari y que, actualmente, lidera el grupo Capoeira Restauraçao en Buenos Aires. Tuvimos el honor de acompañar su nombramiento como Contra-Mestre de parte de Mestre Cari.

Después de la ceremonia, llegó la Roda. En ella, tuvimos la posibilidad de conocer y jogar con los alumnos de Restauraçao y con otras importantes visitas que se acercaron para participar de nuestra roda. Hubo tiempo de jogar benguela, angola y regional, lo que la hizo una roda variada y con muchísimo Axé.


Al finalizar la jornada, el Mestre se despidió de cada uno de nosotros, con el deseo de que el grupo siga creciendo y de poder realizar muchos más eventos como este.

Podemos decir: ¡Misión cumplida!


Crónica de Silvina Rodríguez.



Nuevas clases a partir de febrero 2015



De María José Paternosto (RUBI)

Quisiera presentarles el proyecto de una clase de elongación/estiramiento, desde otro enfoque tratando de desmitificarlo para que no sea tomado como parte obligatoria a realizar después de hacer ejercicio, sino como una rutina en sí misma para ser incorporada como ejercicio físico, mental y espiritual.
Tengo 45 años de edad y se podría decir que desde chica aprendí a escuchar mi cuerpo, concientizar movimientos y sentir desde adentro cada uno de ellos. El yoga y largas clases de elongación -donde aprendí también a meditar- me han dado la experiencia y las ganas de transmitir estas bondades a quienes deseen y necesiten ejercitar el estiramiento y mejorar las posturas que sin darnos cuenta mal conllevamos en nuestras rutinas diarias.
Los beneficios de la elongación/estiramiento y meditación han sido confirmados, resaltados y aconsejados por especialistas alrededor del mundo; ya no quedan dudas de sus beneficios físicos, mentales y espirituales.
Mi experiencia corporal comienza a los 7 años cuando comencé a estudiar danzas clásicas. Lo hice hasta los 12 años con el maestro Wasil Tupin; dos de esos años estudié en la Escuela de Danzas del Teatro Colón de Buenos Aires.
A los 15 años me incliné por Expresión Corporal y Danza Jazz. Ambas clases dictadas por Nelly Duarte en el club GEBA. Con ella se había formado un grupo con el cual hicimos muestras en el mismo club, teatros independientes y el Centro Cultural de la Recoleta.  Con ella aprendí muchísimo sobre mi cuerpo, el espacio y cómo expresarme.
Ya a los 18 comencé a incursionar en los deportes dejando de lado la danza. Este periodo se extendió hasta los 30 años aproximadamente donde alterné clases y participación en un equipo amateur de vóley. También  estuve entrenando natación y gimnasia aeróbica.

Luego de unos cuatro años y ya en otro país, (me había mudado a los Estados Unidos) mi entrenamiento se limitaba a rollerblade y natación hasta que descubrí Kick Boxing y Pilates, actividades que me brindaban diferentes satisfacciones y conocimientos. Unos años después, descubrí el yoga y el Bodyforging/Totalforging con Kevin Philion, actividad de la cual soy instructora. Ambas actividades las practiqué por un periodo de aproximadamente 3 años.

Ya de regreso en el país hace ya casi cuatro años, buscando una actividad que satisficiera mi exigencia corporal descubrí un taller de Capoeira dictado por Contra-Mestre Comprido del grupo Quilombo Baires. Allí aprendí -y sigo aprendiendo- esta maravillosa disciplina que mezcla y entrelaza todo lo que he venido haciendo y aprendiendo durante años; danza, kickboxing y porque no, yoga también.

Para pre inscripciónes o consultas sobre las clases escibir por inbox (Mensaje Privado)

AGRADECIMIENTOS

Gracias a todas las personas que participaron y participan de mi formacion como Capoerista. Mestre Pedrinho; Mestre Cari, Mestre Dedeco, Mestre Gytauna, Mestre Damoda, Mestre Marinaldo, Mestre Ginga, Mestre Chaminé, Mestre Cobra Mansa, Profesor Viralata, Prof. Marquitos, Prof. Fuampa, Prof. Anderson, Prof. Rully, Prof. Pantera, Prof. Macaco Branco, Inst. kio, Inst. Garza.




Grupos, TMA Terreiro Mandinga de Angola, Fundo do Quintal, Baires, Topazio, Aguila Dorada, Corpo e Magia, Orixas, Liberación, GUETO, Quilombolas, Esporao, Palmares, Volta ao Mundo.



A todos aquellos Capoeristas de la calle sin aula ni cordel.

Y en especial a mis alumnos, parte fundamental del crecimiento del capoeira! Este espacio es dedicado a ellos a los que persisten y entrenan

Sincera y humildemente. Comprido